Todos hemos tenido en algún momento de nuestra vida, un pensamiento de tipo  intrusivo. Quien no ha tenido alguna vez pensamientos que son absurdos o claramente inmorales, y que son contrarios a nuestra forma de pensar. Por otra parte, quien no ha realizado algún tipo de ritual, cuando consideraba que este le podía ayudar a conseguir un objetivo determinado. Como por ejemplo: llevar amuletos, tocar madera o no pisar las líneas blancas de los pasos de cebra. 

Pero cuando estos pensamientos intrusivos son incontrolables, recurrentes y causan mucho malestar, les llamamos obsesiones. Las obsesiones se pueden presentar de diferentes formas. Como por ejemplo: obsesiones de limpieza o de contaminación, obsesiones de comprobación, de orden y simetría, entre otras. 

Llamamos compulsiones a las acciones que realizan las personas para suprimir el malestar originado por las obsesiones, que lo llevan a hacer comportamientos repetitivos que acaban deteriorando los diferentes ámbitos de la vida de la persona, debido al tiempo que requieren.

Si te parece que todo lo que hemos explicado hasta ahora, te puede ocurrir a ti, te recomendamos que busques ayuda profesional, ya que probablemente, estés sufriendo un trastorno obsesivo-compulsivo (TOC)

Desde PsicoPonent, sabemos el malestar que generan los pensamientos recurrentes y sabemos lo difícil que es convivir con las obsesiones. Es por este motivo que te ofrecemos las intervenciones y técnicas que han demostrado más efectividad para hacer frente a este tipo de problemática que no te deja vivir la vida que tú deseas.

Pregúntanos cualquier duda, estamos aquí para ayudarte.

También te puede gustar...

El trastorno bipolar es un trastorno que afecta al ánimo de les personas, y que

Los cambios en el estado de ánimo son comunes en nuestro día a día, ya

En general, los adolescentes se inician en el consumo de las drogas a través del